La vida no sigue igual

La vida no sigue igual

Corría el año 68, cuando Julio Iglesias nos decía con su primer éxito musical y comercial:

” … siempre hay por que vivir por que luchar, 


al final las obras quedan las gentes se van 


otros que vienen las continuaran

la vida sigue igual….”.

Y la verdad, es la misma sensación que he tenido yo al volver a escribir pasado casi un año, en el que he seguido haciendo cosas, observando a mi alrededor y aprendiendo de todo lo que esta sucediendo en este apasionante momento de la historia.

La verdad  es que mucha gente quiere que la vida siga igual, o como mucho sea mejor y que nos la mejoren otros, mientras nosotros observamos y opinamos, cobrando la nómina independientemente de si trabajamos o no.

Esto ya no es así, llevo un año viendo jóvenes, y no tan jóvenes, tener ideas nuevas y lanzarse a llevarlas a cabo sin necesidad de nóminas o multinacionales de renombre, incluso sin ningún tipo de ayuda estatal. Gente con sueños de cambiar su sociedad, de hacer cosas diferentes, de hacerlo con personas interconectadas en el mundo, sin necesidad de ir todas las mañanas a una triste oficina con la corbata de “trabajar”.

Veo construir objetos imposibles con impresoras en tres dimensiones, conozco miles de cosas que son transportadas de un sitio a otro con drones, podemos hacer casi “de todo” desde nuestro móvil, hasta la educación está cambiando, si la educación.

Veo un mundo lleno de posibilidades para mis hijos, un mundo sin fronteras, lo que hace del manejo de los idiomas una asignatura de culto en cualquier nivel de la educación, una lista larga de trabajos para los que todavía ni siquiera hay estudios o carreras.

Y todo esto no significa que sea fácil, ni cómodo, claro que no, nunca nada bueno se consigue sin esfuerzo y sin pelear; y es que precisamente eso es lo mejor de todo, nos hemos acomodado tanto en nuestros miedos y frustraciones, nos hemos parapetado tanto en nuestra zona de confort, que ya cualquier joven se da cuenta de que como decía Rocky Balboa:” no sólo hay que pegar sino saber encajar golpes” para salir adelante.

Resistencia, resilencia, que es un sustantivo a potenciar, o crear,  son nuevas consignas entre las gente que queremos que la vida no siga igual; la innovación, la calidad son actividades que ya se dan por hecho, eso es lo mínimo que tiene que tener nuestra oferta, ya no son diferenciadoras.

“Ser diferentes” como predicaba Steve Jobs; ese es el nuevo camino, que quieran o no quieran los de siempre, hemos empezado muchas personas. Un camino que quiero seguir y compartir desde esta nueva Bitácora y para ello necesito vuestras experiencias, ideas, sueños.

Como dice mi buen amigo Gerardo Urdaneta “lo mejor es lo que está por venir”.

Bienvenidos a vuestra nueva Bitácora.

Compartir esta publicación

Publicaciones relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de email no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Domingo Gaitero es informático; lleva más de 30 años en el sector de las Tecnologías de la Información, donde desde muy pronto se identificó e involucró con la Calidad del Software. Ha participado en numerosos simposios nacionales e internacionales, y ha impartido clases en universidades como Deusto, Politécnica de Cataluña, Carlos III de Madrid y Politécnica de Sevilla sobre Ingeniería del software y Calidad. Ha diseñado y puesto en marcha dos factorías de software y Testing en Valladolid y Sevilla...

Leer más

Sígueme en Twitter

PAM 2018

PAM 2017

TEDx Plaza Santa Barbara

Proceso Social

Más Videos